Traducciones literales del inglés en el día a día sin apenas darnos cuenta

La semana pasada en la hora del almuerzo esperando para comer en una hamburguesería, la chica que estaba delante de mí ha pedido con estas palabras en español su comida: “quería ordenar un hot dog con patatas”. Cada vez es más frecuente escuchar palabras del inglés “españolizadas” a nuestro idioma, soltarlas y quedarse uno tan tranquilo sin saber que ni existen.

No son pocas, veamos algunas:

–          En el caso del que hablábamos, “to order”, que significa, mandar, solicitar algo, se asume en español literalmente y se usa para pedir algo, cuando en realidad el verbo “ordenar” significar colocar, poner en orden.

–          Pero no solamente ocurre esto en ámbitos coloquiales, ya hasta los reclutadores (recruiters en inglés) o personal de Recursos Humanos, te preguntan directamente si has aplicado a la oferta, en lugar de haberte inscrito en ella. Esto viene porque traducen literalmente el verbo “to apply” del inglés, tan presente en todas las redes y páginas de búsqueda de empleo cuando a un click te dice: “apply now”

–          En el vocabulario de informática, pero no de los informáticos, sino en el que usamos en el día a día cualquier usuario que trabaje con un ordenador, cuando recibimos un correo electrónico por ejemplo, españolizamos muchas palabras inglesas. Tal es el caso del verbo “to save”, que significa guardar. Escuchamos a nuestros compañeros de trabajo “salva el documento” y nos parece una palabra “bien dicha”.

 

01/01/2016Level - difficulty 1Text2 min