Las 5 razones por las que en España no hablamos inglés

Nos cuesta hablar inglés, es un hecho.

Quiero tener la tableta de Cristiano Ronaldo pero no me gusta sudar. Para muchos españoles, aprender inglés está en la misma lista de deseos frustrados que hacer más deporte o ponerse a dieta. Cuando no es una cosa, es otra. Empiezas el lunes pero llegan las cañas del viernes…y adiós. Y es que claro, aprender inglés de verdad –nos consolamos- es imposible, y aún más lento que perder unos kilos. Los cinco motivos clásicos os sonarán a muchos:

  1. No tengo tiempo
  2. Soy demasiado mayor para aprender un idioma
  3. Llego cansado de trabajar y no me da la cabeza
  4. Me da vergüenza hablar
  5. No me interesa vivir en un país de habla inglesa

 

¿Razones o excusas?

Lo cierto es que, más allá de la facilidad de cada uno, llegar a hablar inglés no es un tema de talento sino de constancia. Requiere trabajo y esfuerzo. Y de concienciación: llegas a casa roto tras una dura jornada de trabajo y es más cómodo y relajante leer un libro o ver una serie en tu propio idioma que hacerlo en inglés. Aquí no valen los peros: querer es poder.

Miedo y pereza 

La mayoría de estas excusas están basadas en mitos. Aprender inglés es posible a cualquier edad y casi para cualquier persona que de verdad quiera hacerlo y se ponga a ello de una vez por todas. Dedicándole más o menos tiempo se avanzará más o menos rápido. La clave es pasar del quiero pero no puedo al quiero y voy a hacerlo. Sin medias tintas.

 

25/09/2016Level - difficulty 1Text